En el 1928, Don Rafael Carrión Pacheco escribió el credo del Banco Popular